Cada vez son más las compañías con sólidos ratios financieros que se plantean la conveniencia de diversificar sus fuentes de financiación, ante el proceso de concentración bancaria que hemos vivido en los últimos años y la ralentización de la economía que es ya una realidad.

Dentro de este contexto, e impulsado, sin duda, por el entorno de bajos tipos de interés en que nos encontramos, es cada vez más visible la aparición de nuevas fuentes de financiación “alternativa” que debieran complementar, nunca sustituir, a la financiación bancaria tradicional.

Nos estamos refiriendo a numerosas “fintech”, compañías o fondos de “direct lending”, entidades especializadas en la financiación de activos –”asset finance”- y fondos de inversión especializados en financiación “mezzanine”.

Todos ellos, como norma general, financian a las empresas a un tipo de interés superior al de la banca tradicional, por lo que la pregunta que cualquier director financiero se hace es “¿por qué diversificar mis fuentes de financiación hacia este tipo de proveedores financieros si voy a encarecer mi coste de financiación?”: desde luego que si el objetivo es minimizar los gastos financieros ello no es compatible, pero si el objetivo es asegurar la financiación de la compañía ante posibles entornos adversos, es una decisión muy apropiada. Es más, estamos viendo cómo son ya las propias entidades financieras las que firman acuerdos de colaboración con algunos de estos proveedores financieros, o incluso los están promoviendo, para que complementen la financiación de sus clientes.

El “mundo financiero” está cambiando de forma vertiginosa, la oferta de dinero ya no es monopolio de los bancos y las empresas deben abrirse a este nuevo “mundo financiero”.

“DEMOCRATICEMOS” LA VALORACIÓN DE LAS EMPRESAS: ¿QUÉ DEBO HACER PARA MAXIMIZAR EL VALOR DE MI EMPRESA?

 

La valoración de empresas no es una ciencia exacta, ni compleja, ni tampoco un fin en sí mismo, sino una herramienta de gestión muy poderosa para identificar dónde está el valor en nuestras compañías y cómo se genera. Las metodologías de valoración son múltiples y pueden ser un ejercicio “teórico” que permite conocer el valor de una compañía a partir de un contexto de mercado y de unas expectativas futuras. Sin embargo, cuando valoramos una compañía como un ejercicio de gestión, de forma sencilla, se convierte en una herramienta muy útil y “poderosa”:

 

  • Podremos identificar qué partes de nuestro negocio son las que realmente generan valor y cuáles no.
  • Conoceremos qué estrategias competitivas pueden ser las óptimas a futuro: crecimiento, rentabilidad, …
  • Sabremos si deberemos optimizar el apalancamiento operativo o financiero para incrementar el valor de nuestra compañía.
  • Podremos identificar si tenemos recorrido para ajustar el circulante del negocio para, así, generar valor.
  • Estaremos en disposición de definir escenarios de “stress” que pudieran permitirnos anticipar situaciones problemáticas y planes de actuación.
  • Y muchas más cosas, poniendo siempre el foco en la identificación de estrategias de gestión que permitan maximizar el valor de nuestro negocio.

 

Desde Premier Corporate estamos convencidos de que si desde las compañías se hiciera este ejercicio de valoración con el objetivo, no de calcular el valor final de la empresa para una posible operación corporativa, sino de identificar palancas de gestión, se podría aportar un valor muy importante al negocio, y así se lo ofrecemos a nuestros clientes, dentro de nuestra actividad de consultoría de dirección.

Hemos cumplido ya nuestro primer año de actividad

 

Tras nuestro primer año de actividad, queremos compartir en nuestro blog los principales hitos y éxitos que, desde la puesta en marcha de Premier Corporate Group, hemos alcanzado:

 

  • Desde un punto de vista cualitativo, en nuestro primer año de actividad hemos puesto especial énfasis en invertir en posicionarnos en el mercado, como firma especializada en la consultoría financiera a compañías del middle market, segmento en el que tenemos un gran expertise en el ámbito financiero.

 

  • Al mismo tiempo, hemos apostado por un servicio “premier”, exclusivo y a la medida, que nos permita siempre garantizar la máxima calidad en los servicios que prestamos y el mayor valor añadido para nuestros clientes.

 

  • Desde un punto de vista cuantitativo, cerramos el 2018 con 5 operaciones de M&A ejecutadas y más de una docena de mandatos de asesoramiento en deuda gestionados.

 

  • Nuestro Plan Estratégico 2018-2020 se está cumpliendo de forma holgada y estamos reforzando nuestro equipo con nuevas incorporaciones que nos permitirán seguir avanzando como firma de referencia en el middle market.

 

  • De cara a este 2019, nos planteamos seguir apostando por la tipología de servicios que prestamos: consultoría de dirección, corporate finance y asesoramiento en deuda y crecer, de forma importante, en esta última actividad, poniendo en marcha un proyecto de lending propio.

Valor Añadido a Clientes

En nuestro blog hemos hablado mucho, y lo seguiremos haciendo, acerca de la rentabilidad, de cómo incrementar la misma y de la evidente relación existente entre ésta y la capacidad competitiva de nuestra empresa.

Leer más...